Mitsotakis evita arrojar luz sobre el escándalo de escuchas al líder de PASOK

by on 28 August 2022

El primer ministro griego, el conservador Kyriakos Mitsotakis, evitó este viernes arrojar luz sobre el escándalo de las escuchas al líder socialdemócrata Nikos Andrulakis y a varios periodistas y, aunque reconoció nuevamente que fue un error, defendió la labor de los servicios secretos.

En un debate parlamentario convocado por la oposición sobre lo que se ha bautizado como el Watergate griego, en lugar de dar respuestas, Mitsotakis devolvió la pelota al líder de la oposición, el izquierdista Alexis Tsipras, le dijo que también durante su mandato hubo espionaje dentro de su Gobierno y le preguntó si él sabía a quién estaban observando los servicios.

El primer ministro insistió en que “no conocía” que los servicios secretos helenos (EYP, en sus siglas griegas) – que responden directamente a su oficina – escuchaban al eurodiputado Andrulakis cuando era candidato para la presidencia de PASOK-KINAL (tercera fuerza política) y defendió su labor tanto en impedir “una invasión masiva de migrantes” en la frontera con Turquía el año pasado, como en asuntos de terrorismo, defensa y criminalidad.

El líder conservador reconoció que “el necesario funcionamiento secreto” de los servicios de inteligencia puede conducir hacia errores, razón por la que señaló que ya ha aprobado cambios en su funcionamiento.

Además, reafirmó que actuó inmediatamente nada más saber de las escuchas a Andrulakis, que volvió a calificar de “error” e “incidente desafortunado”.

El escándalo que ha puesto a Mitsotakis contra las cuerdas estalló hace más de un mes cuando el líder socialdemócrata denunció ante el Tribunal Supremo el intento de intervención de su móvil. Poco después el jefe de los servicios secretos, Panayotis Kontoleon, y el jefe de gabinete del Gobierno y sobrino del primer ministro, Grigoris Dimitriadis, se vieron obligados a dimitir.

“Usted es el que dio la orden de escuchar a Andrulakis”, respondió Tsipras al primer ministro, al que acusó de ser el “cerebro” de un “sistema paraestatal”.

El líder de Syriza subrayó además que el primer ministro todavía no ha respondido por qué razón se escuchaba a Andrulakis y pidió su renuncia y la convocatoria de elecciones anticipadas para que “se restaure la normalidad democrática” en Grecia, lo que Mitsotakis calificó de “irresponsabilidad” ya que supondría dejar al país prácticamente sin Gobierno en un período sumamente inestable.

“Metido en su arrogancia, no le era demasiado ser el líder del primer partido, quería además controlar los desarrollos políticos en la tercera fuerza del país”, acusó Tsipras a Mitsotakis, y se refirió también al caso de las escuchas al periodista Thanasis Kukakis, a quien el Gobierno también escuchaba “porque se atrevió a investigar” sus planes de conceder amnistía a ejecutivos de bancos griegos que estaban metidos en escándalos financieros.

El propio Andrulakis, principal sujeto del debate, no pudo intervenir personalmente por no ser diputado, pero el líder del grupo parlamentario de PASOK-KINAL, Μijalis Katrinis, se sumó a las denuncias de la oposición que acusan al líder conservador de haber creado un sistema paraestatal.

En su intervención, el líder del Partido Comunista de Grecia (KKE), Dimitris Kutsubas, recordó que su partido lleva denunciando desde hace años intervenciones telefónicas en la sede principal de la formación en Atenas, tanto durante los gobiernos de Syriza como de los conservadores.